Staff

Profesionalismo, experiencia, Maestro de Maestros. Estos conceptos son los que pintan, de cuerpo entero, a Juanjo, un profesional de pura cepa.

En 1972 definió su carrera como Estilista, sin pensar quizás las dimensiones que ésta podía alcanzar.  En el barrio Parque Batlle ubicó su primer Centro de Belleza, más concretamente en la esquina  de República del Salvador y Maipú, donde permaneció por cinco años. Curioso, inquieto y capacitado con excelencia, instaló su nueva peluquería en el corazón de Pocitos, en la esquina de Benito Blanco y Martí. Y comenzó a crecer, la inquietud nata y curiosidad permanente lo llevaron a continuar su capacitación. Tras ella estuvo presente en importantes Centros de la Moda de Europa y Estados Unidos y visitó las instalaciones más importantes y líderes en Belleza.

La esquina de Benito Blanco y Martí tuvo su sello durante 25 años, en donde formó algo más que una cartera de clientes. A lo largo de su carrera Juanjo cultivó amistades profundas, por ser persona íntegra y por su excelencia profesional. Sin proponérselo fidelizó, no sólo a clientes sino que se transformó en formador de colegas, pues con generosidad compartió todo lo que pudo captar durante sus viajes y capacitaciones en el exterior.

Comenzaba el siglo XXI.  En 2003, Juanjo partió a Europa y en la ciudad española de Toledo abrió su primer Centro europeo.  Corría el 2008 y la Belleza junto a los dictados de la Moda se establecieron,  de su mano, en Barcelona. Concretaba así su objetivo: expandir  un estilo y poner la Belleza al alcance de la mujer española, sin fronteras. En 2009 nos sorprendió con una nueva casa en Madrid y con la elegancia que siempre lo caracterizó. La Puerta del Sol, la Gran Vía, la Puerta de Alcalá y todos los atractivos de la capital castiza, disfrutaron de su sello, el que ya era una marca: J&E Alta Peluquería.  Experiencia y Juventud se sumaron en todos estos emprendimientos europeos, ya que Juanjo trazó su camino en el Viejo Mundo junto a Enrique, profesional de gran porte formado en los Centros más importantes de Embellecimiento europeos.

Hoy ambos están aquí, en Uruguay y nos han traído todas las nuevas tendencias sobre Belleza, Moda y más. Sólo nos queda buscarlos en su nuevo local en Montevideo, Colonia 1084  esquina Paraguay.

 

 

 

En  Enrique encontramos la mezcla perfecta: juventud y años bien aprovechados en su crecimiento profesional. Se nutrió en Europa junto a grandes Estilistas y tomó de ellos la experiencia y las ansias de la actualización permanente en lo que a los dictados de la Moda marcan.

Una década atrás, comenzó como Estilista en el International LLONGUERAS Center, de Barcelona y creció al ritmo de profesionales de gran porte del lugar. Inquieto por naturaleza continuó su senda en Londres, junto a famosos estilistas del Vidal Sassoon Academy & Schools.

El trayecto desde Barcelona a Londres fue para Quique algo usual, pues sabía que esos eran los Centros de mayor glamour en cuanto al embellecimiento y la Moda se refieren. Por lo tanto, a su regreso a Barcelona obtuvo un Master del Método en Llongueras. Año a año su crecimiento profesional aumentaba y ávido siguió en la búsqueda de la excelencia.

Así fue que alternó Centros en estas prestigiosas capitales de la Moda y la Belleza. Se desempeñó en Toledo como Director de J&E Peluqueros. Fue invitado a participar en la Pasarela Gaudí, en Barcelona Bridal Week y allí, en la capital catalana, instaló J&E Peluqueros, Barcelona. También le dijo “presente” a la Moda en Madrid cuando junto a Ruben Perlotti participó en Fashion Week. Con Perlotti ya habían compartido en Pasarela Gaudí en Barcelona durante el Bridal Week.

Ahora retornó a Uruguay para quedarse y ofrecernos lo mejor. Sus actualizaciones en nuevos estilos y tendencias continúan, así como el contacto con los dictados de la nueva Tecnología y sus métodos. Hoy, en plena juventud encontramos en Quique un gran profesional al que podemos confiar nuestro cuidado integral con la total seguridad que sabrá, de antemano, qué es lo que buscamos y cuáles serán los mejores resultados.